martes, 7 de enero de 2014

Anatomía de Grey.

Cuando eres pequeño, la noche te da miedo porque hay monstruos escondidos debajo de la cama. Cuando creces, esos monstruos son diferentes: la inseguridad, la soledad y el arrepentimiento. Y aunque seas mayor y más sabio, sigues teniéndole miedo a la oscuridad... Dormir es lo más fácil del mundo, solo hay que cerrar los ojos. Pero para muchos de nosotros el sueño parece fuera de nuestro alcance. Queremos dormir, pero no sabemos como lograrlo. Pero en cuanto nos enfrentamos a nuestros demonios, a nuestros miedos y buscamos ayuda en los demás, la noche no da tanto miedo, porque nos damos cuenta de que no estamos solos en la oscuridad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario