lunes, 28 de octubre de 2013

Todos los días de mi vida.

Prometo ayudarte, a amar la vida, a tratarte siempre con ternura y tener la paciencia que se requiere, hablar cuando sea necesario y a compartir el silencio cuando no, a estar de acuerdo sobre los pasteles y a vivir en la calidez de tu corazón que siempre será mi hogar. 
Prometo amarte apasionadamente, en todas las formas ahora y para siempre, prometo nunca olvidar que este es un amor para toda la vida y saber siempre que en lo profundo de mi alma, no importa
que nos pueda separar, siempre nos volveremos a encontrar el uno al otro. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario