domingo, 15 de julio de 2012

Harry Potter.


La muerte no es más que un viaje, semejante al que realizan dos amigos al separarse para atravesar los mares. Como aún se necesitan, ellos siguen viviendo el uno en el otro y se aman en una realidad omnipresente. En dicho divino espejo se ven cara a cara, y su conversación fluye con pureza y libertad. Tal es el consuelo de los amigos que aunque se diga que han muerto, su amistad y su compañía no desaparecen, porque éstas son inmortales. 



(Always Potterhead)

No hay comentarios:

Publicar un comentario